Te llamamos

Rellena los datos y te devolvemos la llamada lo antes posible.

* Dentro de horario de oficina

¿Qué buscas?

WALLAPOP

WALLAPOP

Oye ¿que vas a hacer con eso si no lo usas? Esta frase con ritmo se presentaba en televisión con un spot cortito, en el que se dejaba bastante claro lo que ofrecía esta aplicación gratuita.
La forma de comprar y vender han cambiado con la cada vez más creciente red de internet, así como, la introducción en los hogares de casi todo el mundo.  Cada poco tiempo salen plataformas de tiendas físicas, que se pone a disposición de los usuarios para realizar compras desde la comodidad del hogar pero ¿que pasa con esos artículos que tenemos en casa y ya no utilizamos? El trueque es una costumbre humana que data desde mucho antes de que existiera la televisión si quiera, cambiábamos algo por otra cosa o dinero. Por supuesto con la modernización del hombre, el tú a tú directo se vio algo cambiado cuando se ofrece la posibilidad de poner tu propio tenderete en la calle con tus artículos. Pero internet tiene que estar en todo y si podemos comprar o vender productos nuevos en la red ¿por qué no los que tenemos en casa olvidados? Wallapop hace esto de forma rápida y sencilla

La aplicación la podremos descargar totalmente gratis desde la PlayStore de Google y empezar a comprar o vender desde que nos registremos en ella (podremos vincular nuestra cuenta de Google, Facebook o crearnos un usuario nuevo). La app es sencilla tenemos un buscador en la parte superior para escribir directamente lo que deseamos buscar y a su lado un icono que sirve para acceder a las opciones de filtro. En estas opciones podremos seleccionar cuanto estamos dispuestos a pagar, donde queremos buscar, que condiciones tiene que tener la compra (que haga envíos, que acepte cambios o que sea urgente), elegir la fecha de la publicación (24 horas, 7 días o 30) y ordenar (según distancia, de mas barato a más caro o viceversa y novedades). También esta la opción de elegir todas las categorías o especificar una en concreto, un filtro que podremos encontrar al principio debajo del buscador: coches, inmobiliaria, motos, motor y accesorios, tv/audio y foto, móviles y telefonía, informática y electrónica, deporte y ocio, bicicletas, consolas y videojuegos, hogar y jardinería, moda y accesorios, electrodomésticos, cine/libros y música, niños y bebés, coleccionismo, materiales de construcción, industria y agricultura, empleo, servicios y otros.
Fuera del filtro veremos una ristra de imágenes que se dividen en dos categorías: por un lado Productos Destacados nos muestran algunos artículos recomendados por la aplicación (aunque ignoro que baremo utiliza) y Productos cerca de ti que muestra aquellos artículos de vendedores que viven cerca de tu casa.
Si pulsamos las tres rayitas que están ubicadas en la esquina superior izquierda de la app podremos ver nuestro avatar (si lo hemos cambiado) y al entrar en él lo primero que veremos serán los productos que tenemos en venta, nuestra lista de favoritos, perfiles, las opiniones que habremos generado y más info (que recoge información como desde cuando estamos registrados en la app o verificación de autenticidad). Al entrar en nuestro perfil podremos editar toda al información que deseemos (nombre, apellido, ubicación, sexo, fecha de nacimiento, correo electrónico y notificaciones) pero si no somos usuarios PRO no podremos acceder a descripción, teléfono, web y dirección de la tienda. El modo PRO es un servicio de pago que pone Wallapop a elección del usuario, que servirá para aumentar el posicionamiento, tunear diferente el perfil o que tus productos no caduquen nunca entre otras opciones; todo por un precio de 39’99€ al mes. Son generalmente opciones que servirán para destacar por encima del resto de los usuarios y de esta forma atraer al mayor número de compradores.
El resto de opciones que siguen al Perfil son: mensajes (donde se recogen aquellas conversaciones con compradores o vendedores), magazine (publicidad de la app), colecciones (con productos destacados o que urgen a vender), nuevo en tu zona (con los artículos que hayan aparecido recientemente cerca de tu casa), invita a tus amigos y el siempre presente ayuda.

NO TIRES LO QUE YA NO USAS, EN WALLAPOP PUEDES RECUPERAR ALGO DE DINERO CON SUERTE

He dejado aparte la sección Subir Productos que es el que puede interesar más a aquel que tiene un montón de utensilios que ya no va a utilizar para nada. Al seleccionarlo se nos abrirá la lista de categorías con su nombre e icono distintivo para que elijamos según lo que vayamos a vender, después podremos subir un máximo de diez fotos, poner un título, una descripción del producto, un precio y el tipo de moneda, si hacemos uso de envío y los extras (donde dejaremos claro que el precio no es negociable o que aceptamos intercambios). Una vez editado toda esa información subiremos el producto y a esperar a que alguien se interese por él. Si ese fuese el caso se abrirá un chat tipo WhatsApp con el que podremos hablar con el comprador o el vendedor (si somos nosotros los que estamos interesados por un artículo) y aquí comenzará la tarea de ponernos de acuerdos con el precio (el regateo también es milenario) o la ubicación para el trato en mano. Si por ejemplo queremos comprar un producto que no está a nuestro alcance porque es de una ciudad bastante lejana o queremos que llegue a la mayor parte de los usuarios, Wallapop pone a disposición del vendedor el poder enviarlo mediante Correos con un pago seguro en el que la app hará de intermediario y que por supuesto cobrará una comisión por ello (en las compras de hasta 25€ unos 2’50€ y las de entre 25 y 1000€ entre el 5 y el 10%).
Hay vendedores que desde que utilizan el icono para ello hasta en la descripción, advierten de que no están abiertos a negociar el precio; pero si no veis ese tipo de avisos, no está de más intentar regatear el precio (siempre con lógica), nunca se sabe. Por supuesto cuando uno realiza una compra o vende se puede votar, algo fundamental para confiar en el usuario. Con lo cual si estás pensando realizar una compra desde lejos, asegúrate de que el usuario responde a todos los cánones perfectos de lo que es un buen vendedor y si eres el que va a vender o comprar en persona (esto como es lógico es un consejo personal) siempre es conveniente que la transacción se haga en un lugar público.
Así que ya sabéis si tenéis cacharros que no os sirven para nada, probad suerte, a lo mejor a alguien si le es útil.