Te llamamos

Rellena los datos y te devolvemos la llamada lo antes posible.

* Dentro de horario de oficina

¿Qué buscas?

TRAVIS

TRAVIS

La barrera del idioma siempre ha sido motivo para que uno pueda acceder a un puesto de trabajo o por el contrario el que le eche para atrás viajar a ese lugar que tenía puesto en su punto de mira. Ya sea por cuestiones económicas, por flojera o por su desuso, son muchos los que les gustaría saber y comprender cierto idioma pero el tiempo ya le juega en su contra.
Si que es cierto que el aprendizaje es muy importante pero los avances en la tecnología tarde o temprano acabarán por borrar esa parte para sustituirlo por tecnología puntera. Este es el caso de los idiomas y muchas de las empresas que se están encargando de ese “lastre” para las personas que quieran un resultado rápido. Lo vimos hace más de un año con The Pilot y ahora gracias al Mobile World Congress que se ha celebrado recientemente en Barcelona, podemos comprobar que las compañías no se han olvido de estos proyectos, presentando a Travis One.
Travis One no es el último cantante de moda cuyas canciones tararearías incansablemente, Travis es tu pequeño traductor de bolsillo que te facilitará la vida a casi cualquier país que visites.

Olvidaos de utilizar las pocas precisas traducciones del traductor de Google o apps de parecida índole, Travis One ofrece una tecnología que permite una traducción fácil y de forma rápida.
Travis One comenzó como un proyecto de micro mecenazgo en la plataforma de crowfunding Indiegogo. Lo que empezó pidiendo un presupuesto final de 80.000 dólares ha superado todas las expectativas ya que la empresa holandesa encargada de su desarrollo ha podido recaudar la friolera cifra de 1’25 millones de dólares. Por supuesto con esto, lo que era un proyecto, se convierte en más que realidad y su puesta a la venta se efectuará este año por un precio comprendido (a falta de una confirmación) de 139-199 dólares.
¿Qué es lo que hace este pequeño traductor? Es obvio que traducir pero también habla y lo hace en unos 80 idiomas diferentes. El proceso lo realiza en sólo dos segundos y aunque la mayoría de estos idiomas se realiza siempre y cuando tengamos conexión a internet, podemos hacer uso de él de modo offline accediendo un total de 2o idiomas.
Una de sus virtudes es que el aparato cuenta con la tecnología suficiente en sus altavoces integrados para cancelar el ruido, de esta forma podrá lograr escuchar lo que le digamos y por ende establecer una traducción lo más precisa posible. Aún con todo el dispositivo cuenta con una pantalla retroiluminada que muestra por escrito la frase efectuada por si tuviésemos que corregirla. Si por cualquier motivo queremos que las conversaciones no estén en boca de todos, podemos hacer uso de auriculares Bluetooth, ya que estos son compatibles con Travis.
Así que tenemos un traductor que nos traduce en 80 idiomas en 2 segundos y eliminando el ruido del entorno para una conversación fluida ¿cómo repercute esto en su autonomía? Pues nos encontramos con una batería que nos permite el uso de unas 12 horas, más que suficientes para una larga conversación o para preguntar a algún desconocido mientras estemos viajando.

                                    Ready to bridge language barriers across the world?

Travis aprende y eso es bueno, porque cuanto más nos conoce, mejor es su funcionamiento y mejores son las traducciones que saca, todo gracias a su tecnología de reconocimiento de voz. Ahora si, la “lacra” la podremos encontrar en el modo offline y es que al no estar conectado a internet (ya se mediante Wi-Fi o 3G) utiliza una base de datos integrada limitada, por tanto sus traducciones podrían ser más imprecisas.
El dispositivo es negro (a falta de si confirmaran mayor gama de colores) de pequeñas dimensiones, con entrada para microUSB y panel táctil en la zona inferior para permitir la visualización completa del texto en la pantalla que completa el pequeño traductor.
Sólo queda que la empresa empiece a comercializar Travis para que la barrera idiomática se convierta en historia y demos pasado a un nuevo futuro tecnológico.