Te llamamos

Rellena los datos y te devolvemos la llamada lo antes posible.

* Dentro de horario de oficina

¿Qué buscas?

SAMSUNG GALAXY A80

SAMSUNG GALAXY A80

Pareciera que el sector de la telefonía móvil hubiese quedado estancado. Desde la impresionante innovación de las pantallas táctiles, hemos visto como los smarthpone subían o bajaban sus pulgadas hasta llegar a un punto del llamado phablet. Las especificaciones técnicas siempre han ido superándose, pero en cuanto a propuestas nuevas pareciera que poco más se podía hacer después de implementar el botón dactilar. Si tenemos todo cubierto ¿que se puede mejorar? Pues la cámara. Mientras que la trasera ha presumido siempre de grandes prestaciones e incluso siendo acompañada de hasta otros tres más objetivos, la delantera ha sido más obviada (y es que es la preferida para los amantes de los selfies). La cámara delantera pareciera que fuera el patito feo de los desarrolladores y no supieran que hacer con ella dado la cada vez más amplia y representativa pantalla. Fue entonces cuando nació el llamado notch, esta pestaña alojaba casi discretamente la cámara delantera en la parte superior integrándose con la pantalla. El notch era un diseño un tanto criticado y las empresas se devanaban los sesos pensando como ocultar aún mas esta cámara, pero sin prescindir de ella. Entonces llego la cámara deslizante

Con la cámara deslizante se acabó el problema de que esta ocupara las espléndidas pantallas que iban apareciendo y Samsung se ha apuntado al carro sacando a la palestra un nuevo terminal (el Samsung Galaxy A80) con esta tecnología y variantes.
Primero hablemos de la pantalla, que ahora tiene total protagonismo, una pantalla Super AMOLED que casi llega a las siete pulgadas con sus 6’7″, alcanzando una resolución de 1080×2400. Si le damos la vuelta al dispositivo veremos una superficie prácticamente lisa, ya que el lector de huellas dactilar se encuentra ubicado bajo la pantalla y la cámara tiene un diseño algo especial.
Si nos ponemos con el bisturí para desgranar su interior, este Galaxy nos muestra 8 núcleos que dividen sus capacidades de dos formas, por un lado dos de los ocho nucleos va a 2’2GHz y los restante a 1’7. Ahondando más encontramos 128GB de almacenamiento interno que acompaña a los 8 de RAM, unas capacidades ciertamente aceptables.
La batería por otro lado es harina de otro costal ya que aunque de carga rápida, “aún” se barajan cifras como las de este con sus 3700 mAh. Por otro orden de cosas, todo se mueve con Android 9.0 Pie.
Para el final de las especificaciones he dejado la gran sorpresa de este modelo, la cámara. Y es que esta vez encontramos solo una cámara que hace las funciones tanto de la trasera como de la delantera. ¿Cómo hace esto? Para empezar la cámara (de tres sensores) se haya en una plataforma deslizante y a su vez es giratoria, de esta forma cuando está en la parte trasera la cámara está alojada como siempre (nada raro), pero cuando queramos hacer uso de sus aptitudes selfie deslizaremos la bandeja hacia arriba y la cámara hará un giro y desaparecerá de la parte trasera para aparecer y enfocar la parte delantera (dos cámaras en una).

 LA IMPLEMENTACIÓN DEL FAMOSO NOTCH PARECIERA QUE ESTÁ A PUNTO DE ACABAR CON LAS APARICIONES DE LAS CÁMARAS DESLIZANTES

Este ahorro de espacio y la repartición de píxeles tiene beneficios para el usuario, ya que aparte de observar un entorno más “limpio”, ganará en calidad en la siempre defenestrada cámara delantera. Para ello tenemos la cámara giratoria compuesta por tres sensores, el primero tiene 48MP de resolución (ahí es nada), el segundo podrá hacer fotografías ultrapanorámicas de 8MP y el tercero tiene sus propias habilidades alejadas de los MP consistente en la facultad de desenfoque y precisión. Todo estos aspectos técnicos acompañados con las suficientes herramientas de software para que podamos sacar el mejor partido y rendimiento de esta espectacular y novedosa cámara.
Por contra no tenemos el cada vez menos usado por las compañías entrada para auriculares, de esta forma casi nos obligan a que hagamos uso y compra de unos Bluetooth o hagamos uso del conector USB-C, Por otro lado no tenemos aún ni fecha de lanzamiento ni precio, por lo cual tendremos que esperar un poco más para conocer lo que nos espera. Si este modelo tiene el éxito que se le presupone, es de esperar que estemos ante una oleada de nuevos terminales con cámaras giratorias, una tecnología que acabará asentándose.