Te llamamos

Rellena los datos y te devolvemos la llamada lo antes posible.

* Dentro de horario de oficina

¿Qué buscas?

GOOGLE+ CIERRA DEBIDO A SUS PECADOS

GOOGLE+ CIERRA DEBIDO A SUS PECADOS

El año no ha empezado bien para la industria tecnológica en general, desde que Enero abrió con la aparición de dos potentes virus que puso en jaque a la industria, los datos comprometidos de 87 millones de usuarios de Facebook que salio en Abril, los fallos de seguridad en Twitter un mes después o la nueva metedura de pata de Facebook y sus 50 millones de afectados. La tecnología e internet cuanto mas vasta, más complicada es de controlar y obtener datos de usuarios se ha convertido en la nueva moneda de cambio de los nuevos criminales de la nueva era. Los usuarios mas casuales que utilizan sus dispositivos para navegar y chatear un rato permanecen ajenos a todos estos problemas y muchos ni siquiera son conscientes de ellos, pero otros tantos están al tanto de lo que se cuece en la red y solo les queda nada más que cruzar sus dedos para que sus datos no se vean afectados por el nuevo ataque de turno.
No voy a engañar después de esta perorata, hay un nuevo afectado y esta vez se trata de Google. Disculpas, medidas e información sobre lo ocurrido pero una vez más los afectados somos los de siempre. Conozcamos que ha pasado con Google+

The Wall Street Journal es un periódico americano que trata temas de economía y lo que se cuece en diferentes negocios de diversos sectores y son los artífices de destapar un problema (en mayúsculas) que ha afectado a la todopoderosa Google, a estos no les ha quedad más remedio que asomar la cabeza y declarar.
Todo viene de muy atrás pero ha sido recientemente cuando el pastel ha sido descubierto y es que en 2015 hubo en Google+ un fallo de seguridad en la que expuso los datos de todos sus usuarios a desarrolladores externos, el problema no es que el fallo se localizara en ese año, es que ha estado abierto hasta el pasado Marzo de 2018 cuando fue descubierto por la empresa. Si el problema no era ya de por si gordo, Google lo redondeó al no avisar a ninguno de los afectados (la puntillita final). Con la cabeza agachada Google ha declarado y confirmado el problema y su decisión es el cierre definitivo de la plataforma pero esta se mantendrá durante un lapso de 10 meses más, donde a partir de ahí, dirá adiós definitivamente.
Surgen algunas preguntas ¿por qué no dio el aviso de este problema Google? ¿cómo lo descubrieron? ¿cuantos han sido los afectados?
La primera pregunta es tan simple como conveniente y es que no quisieron revelar para evitar una mala imagen ¿os acordáis del artículo antes mencionado de Facebook de Abril? Pues Google no quería acabar en el ojo del huracán como acabaron ellos y pro eso permanecieron en silencio.
Reconocen que descubrieron el agujero de seguridad gracias a Project Strobe, con esta herramienta pueden ver quien entra y tiene acceso la cuestión es ¿por qué tardaron tanto si tenían esta herramienta en su haber?
Y los afectados se cuentan por miles y las declaraciones de la compañía son un tanto contradictorios. Por un lado comenta que durante la revisión no han encontrado ningún indicio que indiquen que los datos expuestos hayan sido utilizados con fines fraudulentos (bien), pero luego comentan que 438 aplicaciones pueden haberse aprovechado del error (mal) que ha afectado a 500.000 usuarios. Los que tengan cuenta en Google+ pueden saber que es lo que ha sido expuesto más allá de su nombre o email; hablamos de fotos, direcciones y hasta donde y en qué trabaja uno.

         500.000 AFECTADOS DURANTE 3 AÑOS HAN SIDO LOS AFECTADOS EN GOOGLE+

Las medidas tras todo este escándalo no ha podido ser más drásticas y lógicas y eso ha derivado en el comentado cierre definitivo de Google+, pero no contentos con eso desde Google anuncian haber tomado medidas para que no volviera a pasar, modificando las medidas para tomar la información en las API; de esta forma los desarrolladores externos solo podrán acceder al contenido estrictamente necesario.
Aún con esto, para muchos (lógico) no serán medidas suficientes y no serán pocos los que pidan la cabeza al dragón, fácilmente y si los usuarios se unen, se pueden enfrentar a una demanda colectiva por daños y perjuicios. Si esto no les hace temblar, pueden enfrentarse a multas millonarias impuestas por los distintos reglamentos de la Unión Europea y si aún con todo no les tiembla el pulso en sacar el talonario, lo que si les puede pasar factura es su imagen. Una empresa vive de ella y visto la presencia de usuarios hoy día de Google+, esto último si es algo por lo que temblar.
Si Google pierde no será por dinero ni multas, será por la perdida de confianza de sus millones de usuarios.