Te llamamos

Rellena los datos y te devolvemos la llamada lo antes posible.

* Dentro de horario de oficina

¿Qué buscas?

GOOGLE ROMPE SU AMISTAD CON HUAWEI

GOOGLE ROMPE SU AMISTAD CON HUAWEI

La competencia es buena siempre y cuando sea sana y no perjudique negativamente a nadie. Es de vox populi que Estados Unidos y China siempre se han mirado fijamente para comprobar quien reina en los distintos sectores, pero si es cierto, que con el paso de los años las alianzas han ido creciendo al igual que la industria.
Aunque los tiempos cambian, en ocasiones (y mal que nos pese) damos pasos hacia atrás y en tanto algunas empresas mantienen largas amistades, otras rompen todo lazo que les unan a ellas. Eso es lo que ha pasado hace poco con Huawei (China) y Google (Estados Unidos), unos acuerdos que beneficiaban empresarialmente a ambas empresas que ha sido ahora roto y cuya consecuencia negativa salpica solo a una de ellas y sus millones de usuarios. ¿En qué ha derivado esta ruptura y por qué?

Todo parece indicar que son directrices orquestadas desde la cúpula de los Estados Unidos. Y es que estos han obligado a que toda empresa americana (recordemos que Google está ubicado en Sillicon Valley) tenga cualquier tipo de trato, tanto software como hardware, con la firma china. Esto puede deberse al mandato de su presidente, Donald Trump, cuya administración asegura que los dispositivos móviles de Huawei son utilizados como aparatos espías contra el gobierno americano (algo que la compañía china ha negado rotundamente). Esta medidas que en principio ha tenido como objetivo a Huawei puede salpicar a otras, ya que se trata de paralizar todo contrato con proveedores extranjeros (principalmente chinos).
Las consecuencias de esto son catastróficas desde el punto de vista empresarial, así como, en lo concerniente a su público fiel. Estamos hablando de que ahora mismo Huawei, tiene prohibido tajantemente, comercializar cualquier dispositivo que albergue en su interior los servicios de Google Play (esto es la tienda digital o aplicaciones con el sello Google). Estamos hablando de aplicaciones de la talla de Gmail, Google Maps…
¿Esto afectará a los terminales ya puestos a la venta? No, esta nueva medida será efectiva a partir de los nuevos modelos que comercialice Huawei que se verán obligados a buscar otras alternativas para ofrecer a los usuarios aquello a lo que están acostumbrados a tener. Aclaremos que los terminales existentes podrán seguir utilizando la PlayStore al igual que las aplicaciones que tengan en su haber y la compañía de Mountain View ya ha comunicado que estos dispositivos aún seguirán al amparo de las medidas de seguridad de Google Play Protect.

EL CONFLICTO ENTRE ESTADOS UNIDOS Y CHINA HA SALPICADO A HUAWEI QUE HA VISTO COMO HA PERDIDO UN GRAN ALIADO. UNA EMPRESA AFECTADA Y MILLONES DE USUARIOS PERJUDICADOS

Aunque la “puñalada” recibida por Google afecta en principio a los nuevos terminales que saque al mercado Huawei, esto deje en un brete a la firma que tendrá que ponerse manos a la obra para resolver un problema que en estos mismos momentos le ha dejado en tierra de nadie.
Vaticinando esta drástica ruptura entre ambas compañías y sabedor de la tensa alianza entre las dos potencias, Richard Yu (que ostenta el cargo en Huawei de jefe mundial de negocio de consumo) aclaró no hace mucho que la empresa estaba desarrollando sus propios sistemas operativos, unos que se verán obligados a utilizar más pronto que tarde al haber perdido la licencia oficial de Android.
La compañía se enfrenta a una carrera contrareloj para no dejar a sus usuarios solos frente a dispositivos que no tienen medidas de seguridad que les aseguren la tranquilidad con respecto a todo sus datos. Una carrera que se verá complicada al tener que mostrar ante los distintos desarrolladores este nuevo sistema operativo y convencerles de que adapten y trasladen todas sus aplicaciones a este nuevo cambio.
Además, la empresa puede ver afectada su imagen de cara a un público ya receloso no solo de dispositivos que o no tienen unas medidas de seguridad ferreamente afianzadas o se encuentran en un estado precario, amén de comprobar como se comportaría el nuevo sistema operativo y el apoyo que les profesaria las third party. El tiempo lo dirá en las próximas semas