Te llamamos

Rellena los datos y te devolvemos la llamada lo antes posible.

* Dentro de horario de oficina

¿Qué buscas?

FORMATEAR WINDOWS 10 DE FORMA SENCILLA

FORMATEAR WINDOWS 10 DE FORMA SENCILLA

La limpieza es un bien necesario para que nuestra casa esté lo más impoluta posible y que la suciedad no nos coma. No nos cabe en la cabeza dejarnos de ir en este tema, pues aparte de los obvios motivos sociales también encontramos otros más de salud; la cuestión es que si dedicamos tiempo para limpiar nuestro hogar ¿por qué los usuarios más casuales no hacen lo mismo con sus ordenadores? ¿por desconocimiento? ¿dificultad? ¿pereza? Los ordenadores (como las personas) “enferman” con el tiempo si no están debidamente tratados, esto es, si no le aplicamos regularmente las vacunas (antivirus), si accedemos a webs con malware (virus) y si no paramos de introducir contenido en el terminal, acabamos generando cientos de bytes basura que acaban acumulándose. Esto deriva con el tiempo en un mal funcionamiento en el sistema, ralentización del mismo o errores en el sistema.
Pero hay solución y pasa por formatear el sistema. En esta sección se tratará de explicar como hacerlo en el sistema operativo Windows 10 (el más centralizado actualmente) y de forma fácil, ya que será siempre y cuando aún tengamos el control de nuestro ordenador.
Esta es un (digamos) limpieza de los Domingos

Hay que aclarar antes de empezar con el formateo, que dicho proceso eliminará de un plumazo todos los datos que tengamos alojados en el ordenador (ya sea documentos, música, vídeos, fotos, archivos…), con lo cual es sumamente importante de que antes de realizarla hagamos una copia de seguridad de aquello que más nos importe. Para ello hay varias formas: desde grabarlo todo en un CD/DVD (si disponemos de lector), pasando por usar un pendrive/disco duro externo o si tenemos alguna cuenta en la Nube, alojarlos ahí.
También aclarar que el formateo corrige los errores provocados por software, lo que quiere decir aquellos programas que están haciendo mella en el sistema. Por lo tanto, si nuestro ordenador tiene algún problema de hardware (placa base, disco duro…) tendremos que llevarlo a un técnico especializado.
Para lograr restaurar a sus orígenes Windows 10 de forma fácil como ya he comentado antes, lo primero es tener el control del sistema para poder movernos libremente por él y acceder a las opciones pertinentes. Si ese es nuestro caso, lo siguiente que tendremos que hacer es dirigirnos  al icono de Windows que se suele encontrar ubicado en la esquina inferior izquierda de nuestras pantallas y tras pulsarlo para abrir la lista de opciones, pulsar sobre el icono de la rueda “Configuración”.
No nos asustemos por la cantidad de opciones que se nos abre ante nosotros, nuestra misión es buscar la herramienta que se dedica al formateo Windows Recovery 10 y para ello nos deslizaremos hasta la parte inferior y pincharemos en “Actualización y seguridad”. Más opciones, debemos acceder a “Recuperación” (se encuentra debajo del de la llave inglesa “Solucionar Problemas”) y nos hallaremos ante dos opciones para el sistema: “Restablecer este PC” e “Inicio Avanzado”.
Tendremos que elegir el primero y cuando lo hagamos nos saldrán dos opciones: con la primera (mantener mis archivos) lograremos hacer un formateo light de nuestro ordenador, quiero decir, que aunque borre las aplicaciones que teníamos instalados en nuestro terminal, se mantendrán nuestros archivos personales, así como, configuraciones que hayamos aplicados en el sistema;  Pero si ya nos hemos dedicado a salvaguardar todos nuestros documentos en diferentes lugares, quitar todo es la opción más recomendable y el momento de aplicar un formateo completo que dejará nuestro ordenador como si hubiese salido directamente de la fábrica.

                       LA LIMPIEZA DE NUESTROS ORDENADORES ES TAN NECESARIA COMO LA DE NUESTRO HOGAR Y MÁS SI TRABAJAMOS CON ELLOS TODOS LOS DÍAS

Y listo, ya tendremos nuestro ordenador rejuvenecido y totalmente funcional, olvidándose de aquellos errores que lo ralentizaban. Aunque hay que puntualizar y resumir varias cosas:

– Este formateo sólo sirve para todos aquellos que mantengan aún un control sobre el sistema, esto es, que puedan navegar libremente por él.
– El formateo sólo es para aquellos problemas relacionados con el software (programas y demás), nunca para los de hardware (disco duros, placas…).
– Si pretendemos hacer un formateo del sistema completo, hay que tener en cuenta que este proceso eliminará todo lo que contengan el terminal de forma definitiva. Por ello antes de empezar, si nos interesa, tendremos que hacer una copia de seguridad en los distintos medios que hay para ello (CD/DVD, pendrive/discos duros, Nube).
– En el último paso aún podremos elegir entre un formateo más “light” u otro más completo, elige bien aquel que más se adecue a lo que necesites en ese momento.