Te llamamos

Rellena los datos y te devolvemos la llamada lo antes posible.

* Dentro de horario de oficina

¿Qué buscas?

Compras digitales seguras

Compras digitales seguras

Con el creciente aumento de páginas webs, son muchas las tiendas físicas que han querido trasladar sus negocios a la era digital. De esta forma logran llegar tanto a los clientes habituales, como aquellos nuevos que se han integrado a al perfección en las nuevas tecnologías. Por supuesto estamos hablando de negocios que tienen en su haber una serie de artículos por el que los usuarios están dispuestos a pagar.
Pero sé de conversaciones y oídas, que son muchos los que aún son reticentes a hacer una compra online. Que si no se fían en meter su tarjeta, que si no entienden como hacerlo, que si prefieren verlo en tienda física… para estos últimos no hay solución, pero para los dos primeros hay una serie de pautas y recomendaciones que les servirán para comprobar la facilidad con la que se puede realizar una compra en internet y las medidas necesarias para proteger tus datos personales.
Estamos viviendo una generación en el cual las ventas online están ganando cada vez más terreno a las físicas, por lo tanto habría que ir dominando un poco el primer sector para que no nos coja desprevenidos.

Las ventajas de comprar en internet son muchas y variadas: puedes encontrar muy buenas ofertas, hallarás artículos que no hay en ningún otro lugar, te ahorras el ir entrando en una u otra tienda, recibes el pedido en la comodidad de tu hogar, evitas largas colas….por contra lo que te puedes encontrar es la inseguridad de que te llegue el pedido. Para esto último hay recomendaciones que tienes que coger como si fuesen los 10 mandamientos.

Para empezar lo primero es asegurar nuestro sistema y para ello tendremos que tenerlo actualizado a su última versión de firmware que es donde recogerá todas las mejoras y añadidos, por supuesto a esto hay que sumarle que tengamos un buen antivirus actualizado también. Una vez tengamos nuestro equipo todo lo humanamente protegido que podamos, pasaremos a navegar por la red. Para empezar evitar siempre esos mensajes emergentes con ofertas especiales e increíbles sacado de Las Vegas, si recibiis correos electrónicos de la misma índole, más de lo mismo. Siempre y repito siempre hay que asegurarse del sitio al que vamos a comprar y lo mejor es buscar opiniones en la red (cuantas más mejor). Lugares como Ciao ofrece muchas opiniones de usuarios imparciales que te pueden ayudar a decidirte.
Por supuesto cuando quieras realizar una compra hazlo desde la seguridad de tu terminal, olvida las prisas que puedas tener y querer hacerlo en una biblioteca o utilizar una red wifi abierta en la calle. Nunca sabes quien puede estar utilizando esa señal o quien puede acabar cogiendo el terminal en el que tu estabas sentando con anterioridad.
Antes de realizar una compra no te dejes llevar por la efusividad, hay ciento de sitios que te proponen el mismo artículo y entre uno y otro puede haber bastante diferencia de precio. Además tendrás que fijarte cual es la política de empresa: si esta incluye los gastos de envío en el precio o lo agrega al realizar el pedido, fíjate si puedes controlar el estado de tu envío, si puedes devolver el producto si no estás satisfecho…en general observa las condiciones de la empresa y si estás te satisfacen.

LAS COMPRAS DIGITALES ES HOY, EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA

Las últimas recomendaciones es observar si estás navegando en un lugar seguro. Para ello bastan con observar la caja del navegador donde se introduce al dirección (con que veas un candado que asegura que el lugar es seguro y las siglas https, puedes respirar tranquilo).
Para comprar puedes utilizar una tarjeta de crédito o débito pero yo recomendaría utilizar una tarjeta de uso justo (y no la que usas regularmente). Esta tarjeta no la utilizarás para más que las compras de internet y meterás lo justo y necesario para realizar la compra que deseas. Bancos como La Caixa o BBVA las ofrecen totalmente gratis para las compras digitales.
Por último cuando quieras acceder a un sitio web y este te pida registrarte, evita copiar la contraseña que tengas en tu red social o correo electrónico. Se que puede resultar algo cansino, pero es preferible que cada sitio web en el que estés registrado tenga su propia contraseña y no compartas ninguna. Además cuanto más larga y puedas incluir letras y números mejor (siempre puedes apuntarlas en un libreto).
Una vez seguida todas estas pautas podrás descubrir un mundo de posibilidades y recuerda siempre comprar con moderación.