BIENESTAR DIGITAL

BIENESTAR DIGITAL

Tras los excesos de las fiesta navideñas muchos han comenzado a controlarse para recuperar aquella figura que había cincelado a lo largo del año, se busca un bienestar corporal, así como mental. Pero ¿y que pasa con el uso que hacemos de la tecnología? ¿tenemos un control sobre ella o es ella la que nos controla a nosotros?
Para hacernos tomar cargo de conciencia sobre ello hay muchas aplicaciones que nos lleva un control sobre lo que qué es lo que hacemos mientras navegamos con nuestros smartphones o tablets; pero hoy quiero hablaros de la que trae consigo los dispositivos con Android, una suerte de app que ya viene integrada en el terminal totalmente gratuita e impuesta por Google y que seguramente a más de uno le ha pasado desapercibido.

Para empezar tendremos que localizar dicha aplicación y para ello tendremos que dirigirnos hasta los ajustes. Ignoro como será en el resto de terminales o si todos se parecen entre si, pero en el Xiaomi Redmi 8 de un servidor aparece reflejado como Bienestar digital y control parental en una suerte de icono con forma de corazón.
Una vez clickeamos sobre el icono aparecerá ante nosotros un circulo estadístico que recogerá mediante colores el uso generalizado que hayamos realizado en distintas aplicaciones y el tiempo global en ellas (también los bloqueos y las notificaciones).
En el Panel de control podremos aplicar un temporizador a las distintas apps que tengamos instaladas, así como, visualizar el tiempo que permanecemos en ellas.
El Modo Descanso servirá para silenciar el teléfono a la hora que dediquemos y hace uso de un sistema de ahorro de energía en el que aplicará una tonalidad monocromática. 
Modo Sin distracciones por su parte hace uso de restricciones que podremos apuntillar en aquellas aplicaciones que no queremos que nos estén saltando constantemente con notificaciones. 
Por último si tenemos hijos e inevitablemente tenemos que compartir nuestro smartpho en con ellos, esto no tiene por qué significar que hagan con nuestro terminal lo que les venga en gana y para ello existe la opción de Control Parental en el que podremos supervisar el teléfono de forma remota, consultar el tiempo de pantalla y marcar límites horarios, así como, añadir restricciones en los servicios de Google.
Una vez accedamos a dicha opción tendremos que elegir quien va a hacer uso del terminal y descargar la app Family Link de forma totalmente gratis desde PlayStore. Una vez instalado podremos hacer uso de todas las medidas restrictivas que queramos para tener cierto control sobre las acciones de nuestros hijos en nuestros dispositivos.

Todas estas opciones sirven para llevar un control rutinario sobre nuestras acciones en la red o en los dispositivos tecnológicos y hacer un pequeño balance moral de si pasamos demasiado tiempo frente a algo determinado y si es momento de hacer algún cambio. Porque si tenemos la voluntad de empezar año nuevo en un gimnasio ¿por qué no vamos a poder limitar el uso de los dispositivos móviles? 

Start typing and press Enter to search