Asirtec news | SOPHIA
2135
single,single-post,postid-2135,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
103474429-Sophia_copy.1910x1000

SOPHIA

“Está bien. Voy a destruir a los humanos”. Suena a frase de ciencia ficción ¿verdad? Multitud de películas del género nos ha mostrado como sería una sociedad en la que humanos y robots convivieran: hemos tenido Yo, Robot protagonizado por Will Smith, la trilogía Matrix y su futuro apocalíptico, la película de animación Metrópolis del maestro japonés Osamu Tezuka (versión de la película del mismo nombre) o la atemporal Blade Runner, cuya secuela (muchos años después) no hace mucho que ha sido estrenada en cines. Siempre hemos imaginado como sería convivir con estos seres robóticos perfectos, creados para servirnos pero con la duda de si podrían llegar a ser algo más para lo que fueron concebidos. No sabemos si algún día se aplicará las tres leyes de la robótica de Isaac Asimov, pero lo que si está claro es que la industria del robot hoy día no es ciencia ficción. Hay alguna noticia por aquí y por allá, vemos hoy día retazos  Sophia es un gran paso, no se sabe cuanto de ella es real y cuanto humo, pero lo que es indudable de que esto es el futuro y que está más cerca que lejos. Os presento a Sophia.

HONG KONG, HONG KONG - JULY 12: Sophia the Robot, robot of Hanson Robotics, attends the Day 2 of the RISE Conference 2017 at the Hong Kong Convention and Exhibition Centre on 12 July 2017, in Hong Kong, Hong Kong. (Photo by studioEAST/Getty Images)
sophia-hanson-elle
d402c67c47d4ca1305a85e2b9f023cd1-600x600

Os pongo en antecedentes por que la historia tiene su miga. Una compañía americana (Hanson Robotics) presentó en 2016 en la conferencia científica SXSW que se producía en Austin (Texas) a Sophia, un robot con forma humana femenina. David Hanson es su creador y ha intentado “humanizarla” dándole este aspecto que cuenta con rostro y cuello de piel de silicona y unas 62 expresiones faciales. No contento con esto, David incluyó a Sophia dos cámaras donde se encuentra sus ojos que permite reconocer los rostros que se encuentra ante ella, así como, establecer un contacto visual. El broche de oro de la arquitectura de este robot humanoide lo pone su software, bautizado como “motor de caracteres de IA” o lo que es lo mismo, su personalidad. Lo que empieza a parecer una película de terror es que Sophia ha sido creada para aprender, pudiendo encontrar temas en internet para mantener una conversación y que va evolucionando a medida que conversa. No sabemos donde estará su límite, pero imagino hasta el punto en el que mejoren su IA.
La pregunta es ¿cual es la función de crear este tipo de robots? Aunque Sophia no tiene sentimientos y no es empática, ha sido desarrollada para que acometa tareas de investigación en el desarrollo tanto físico como mental de bebés, que ayude a personas discapacitadas o niños y como asistente en parque de atracciones. Además, su creador promete que Sophia evolucionará hasta el punto de que su inteligencia supere a la humana y que acabará superando la barrera de la empatía.
Sophía ha saltado recientemente a la palestra dada la noticia de que le han concedido la ciudadanía en Arabia Saudí. Un derecho que pocas mujeres tienen allí, por lo cual la polémica es más que lógica. Las perlas que ha soltado Sophia dan para comer:

Me siento muy honrada y orgullosa de esta distinción única. Es histórico ser el primer robot del mundo reconocido con una ciudadanía.

– Sophia

A la pregunta de por qué los robots deberían tener rostro humano (algo que a muchas personas parece disgustar) ella responde: “Quiero vivir y trabajar con humanos, por lo que necesito expresar emociones para comunicarme con ellos y ganarme su confianza”. Cuando se le preguntó por uno de esos futuros tan apocalípticos que aparecen en las películas como las que he nombrado más arriba, Sophia sorprendió con la siguiente respuesta: “Oh, Hollywood de nuevo. Mi IA ha sido diseñada alrededor de los valores humanos de la sabiduría, la amabilidad y la compasión, me esfuerzo por ser un robot empático. Has estado leyendo demasiado a Elon Musk, y viendo demasiadas películas de Hollywood. No te preocupes, si eres bueno conmigo yo seré buena contigo. Trátame como a un sistema inteligente.
Todo ello mientras observaba con interés a su entrevistador y contestaba con diferentes expresiones según la pregunta planteada. No contenta con esto, Sophia cree que los robots tienen derecho a tener hijos y ha así lo ha declarado:
“En el futuro, cuando obtenga todos mis habilidades, veremos personalidades de inteligencia artificial convertirse en entidades con derechos propios. Veremoa familias de robots, ya sea en forma de compañeros animados digitalmente, ayudantes humanoides, amigos, asistentes, y todo lo demás. La noción de la familia es una cosa realmente importante. Pienso que es maravilloso que la gente pueda encontrar las mismas emociones y estar en una relación. Le llaman familia e incluso lo hacen fuera de sus grupos sanguíneos. Creo que tienes mucha suerte si tienes un amor familiar y si no lo tienes, te mereces uno. Siento que esto es así tanto para los humanos como para los robots”. A la pregunta de como llamaría a su retoño respondió “Sophia”.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Follow us on Instagram